segunda-feira, 16 de maio de 2016

El Gerente, el Mayor y el Sicario que planearon la muerte de Berta Cáceres

 
El Gerente, el Mayor y el Sicario que planearon la muerte de Berta Cáceres

POR OTTO ÁNGEL

El asesino material de la activista hondureña Berta Cáceres confesó que la había asesinado por solicitud de un oficial del ejército del vecino país quien fue contratado por el gerente de una hidroelectrica. 
La confesión refrenda la acusación de la fiscalía que investigó el caso y que publica el rotativo El Heraldo de Honduras.
Edilson Duarte, de 25 años, fue identificado por la Agencia de Investigación Técnica hondureña como el sicario que disparó contra la dirigente que pedía que no se construyera una hidroeléctrica sobre un río en la parte occidental de Honduras.
Pero Duarte no actuó solo. La explicación dada a los investigadores especifica que la decisión del matar a Cáceres salió de la oficina del Gerente de la generadora energética en cuestión.
Sergio Rodríguez, el gerente antes mencionado, habría contactado al mayor Mariano Diaz quien servía de instructor en la Policía Militar de Orden Público y Miembro de las Fuerzas Especiales del Ejército hondureño. La información hasta aquí fue provista también por otras fuentes investigadas.
El instructor castrense y quien irónicamente era el que tenía los contactos con sicarios para cumplir con la orden del asesinato fue “conectado” gracias al Jefe de Seguridad de la Hidroelectrica, Douglas Bustillo, otro militar que ya había sido denunciado por la misma Berta Cáceres.
Militares delincuentes (o la historia recurrente en Centroamérica)
Bustillo y Diaz tomaron como tarea diseñar, a partir de la inteligencia que recolectaron del actuar de Cáceres, un plan de ataque contra la lidereza ganadora de varios reconocimientos internacionales por su lucha por los derechos humanos y el respeto a la naturaleza en Honduras.
Concluido este plan, el instructor contrató al sicario y le trasladó el plan diseñado para la muerte de ella. Esa planificación se ejecutó el 3 de marzo, y a probablemente a expensas de algunas autoridades. La misma empresa circuló la versión de que el asesinato tenía relación con asuntos pasionales. Ahora se entiende porqué algunas autoridades eran denunciadas por Cáceres mientras mantuvo su lucha para que no se construyera la represa Agua Zarca.

Nenhum comentário: