terça-feira, 12 de abril de 2011

Cobra fuerza la oposición a la hidroeléctrica amazónica en Brasil

 Cobra fuerza la oposición a la hidroeléctrica amazónica en Brasil 
SAO PAULO — El proyecto de la central hidroeléctrica de Belo Monte, en el norteño estado de Pará, en el corazón de la Amazonia oriental, enfrenta una creciente oposición. 
La oposición no se limita a los repatees de los grupos ambientalistas y de varias organismos sociales federales. De acuerdo a información de diversos medios, se está conformando una coalición beligerante en su contra, con apoyo exterior, y se suman críticas de especialistas en energía que ponen en duda su viabilidad. Además hay tenores fundados sobre los efectos de la construcción de la central. 
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos recomendó al gobierno “suspender inmediatamente el proceso de licencia del proyecto” y “cualquier obra material” para proteger los derechos de los indígenas que viven allí, Esto porque el río Xingú, discurre entre islas, islotes, pedrales, cascadas y rápidos, con una anchura sin un cauce definido lo que afectaría a los vecinos ribereños. 
La comisión solicitó que se ofrezca a los indígenas participar en consultas “previas, libres, informadas y culturalmente adecuadas”, acceso al estudio de impacto social y ambiental del proyecto, con traducción a las lenguas autóctonas, y protección a “la vida e integridad personal”, incluyendo la prevención de enfermedades que broten por la iniciación de las obras. 
Belo Monte, que generará 11.233 megavatios en las épocas de crecida del río, inundará cerca de 516 kilómetros cuadrados de selva, lo que además sacará de sus tierras a unas 50.000 personas, proclamó con vehemencia la líder indígena Sheyla Juruna en una rueda de prensa celebrada en la ciudad brasileña de Manaos. 
Juruna alertó que la obra de Belo Monte es un “proyecto engañoso” que sólo beneficiará a “pequeños grupos capitalistas” y emplazó a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a impulsar proyectos alternativos a la construcción de la hidroeléctrica. 
“Brasil necesita desarrollo, pero de forma sostenible y respetando a los pueblos indígenas”, manifestó la líder indígena, ataviada con la típica vestimenta de su comunidad, en el marco del II Foro Mundial de Sostenibilidad, que se celebra en Manaos, capital del estado de Amazonas. 

Nenhum comentário: