quarta-feira, 16 de março de 2011

¿Quién quiere energía contaminante?

 ¿Quién quiere energía contaminante?
El Movimiento Ecológico de Venezuela en Caracas, advierte al gobierno nacional sobre la necesidad de evitar la realización de la planta nuclear en Venezuela

Por Marcial Barrios 
El centro de la atención mundial está en el desenlace de una de las plantas nucleares de Japón en Fukushima Daiishi donde los riesgos de contaminación radiactiva son inminentes tras las explosiones de varios reactores, no solo en tierra japonesa, sino un alcance mucho mayor el cual aun no ha sido divulgado por las autoridades niponas. 
Representantes del MOVEV comentaron que "La gran reflexión que nace de esta catástrofe socio-ambiental está dirigida a pensar en el ¿por qué se debe colocar una planta nuclear en territorio venezolano si existen tantas tecnologías limpias para evitar un riesgo de contaminación radiactiva al ambiente?" 
Como ya lo hemos dicho en otros artículos de EL COMUNICADOR AMBIENTAL, Venezuela cuenta con extraordinarias fuentes hídricas, eólicas y solares. Que son la plataforma para visualizar un país donde se viva un futuro de generación de energía eléctrica limpia, sustentable y no contaminante. 
Es importante destacar que el proyecto inconsulto a la población de colocar una planta nuclear en territorio venezolano con tecnología rusa es la creación de un riesgo latente a la salud de los seres que habitan el planeta. Por otra parte los altos niveles de vulnerabilidad climática que se están viviendo a raíz de las consecuencias del cambio climático hacen de este proyecto nuclear un factor más de preocupación que de solución a la vida del país.
La catástrofe en Japón es una señal que indiscutiblemente no podemos abandonar a la hora de evaluar la importancia de la creación de la energía eléctrica a costa de la contaminación de un territorio y las posibles graves consecuencias que se generan en los seres vivos.

Nenhum comentário: