domingo, 3 de março de 2013

"Esto no debería quedar así"

"Esto no debería quedar así"
La jueza Mariana Mota expresó que aplicaba “el derecho internacional” en la base de las investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos cometidos en dictadura y tuvo “muchos problemas por ello”, asimismo aseguró que cuando requería información “hubo enfrentamientos con el ministerio de Defensa”.
La jueza rompió el silencio y realizó declaraciones a la agencia de noticias argentina Télam, luego de la resolución administrativa de la Suprema Corte de Justicia de trasladarla desde un juzgado penal -donde analizaba causas de violaciones a los derechos humanos en dictadura-, a uno civil, y después de declarar inconstitucional la Ley que definía imprescriptibles los delitos cometidos en el período de facto.
“Yo no quisiera hacer vinculación entre los dos hechos, pero ya la han hecho otros y tienen elementos. No tengo los fundamentos de la Corte acerca del porqué me han trasladado, quizás no les parecía útil lo que yo hacía”, dijo Mota. “Atrás de esto hay un tema de cómo aborda el Estado uruguayo la investigación en los crímenes de lesa humanidad.
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo que el Estado investigue y no hay una actitud proactiva del Estado para cumplir con lo que se comprometió en la sentencia sobre el caso de la nuera del poeta Juan Gelman”, agregó. La sentencia de la CIDH en el caso Gelman, de febrero de de 2011, establece que los delitos de lesa humanidad “no son prescriptibles”, ni hay amnistía ni cosa juzgada y tiene carácter obligatorio.
Asimismo, la jueza considera que con el fallo de la SCJ “existe una contradicción”, ya que por más que se investiguen las causas, priorizando el derecho de las víctimas a saber la verdad y de que se individualice a uno o más culpables, no habrá consecuencias penales. Mota dijo que continúa “haciendo lecturas de caminos jurídicos posibles, pero uno siente que se cortan todas las salidas”.
“Esto no debería quedar así, se está denunciando a nivel internacional y esto es un incumplimiento fragante de la sentencia Gelman. Hasta este fallo, había expedientes con personas a punto de ser condenadas y en este estado, se archivarán”, añadió la magistrada.
Los delitos no prescriben nunca
“No hay una conciencia de lo que tenemos enfrente, de lo que es sobre lo qué se está hablando: delitos de terrorismo de Estado que no prescribieron ni prescribirán nunca”, aseguró Mota. También indicó que en Uruguay tenemos un “gran desarrollo” de la Educación y la Salud, pero “está rengo este sistema de protección del Estado en cuanto a que unos derechos los contempla y otros no. Acá la situación de delitos de terrorismo de Estado está bien difícil”.
También aseguró que “aplicaba el derecho internacional en la base de las investigaciones, y tenia muchos problemas por eso”.
“Hubo varios enfrentamientos cuando requería colaboración, sobre todo con el ministerio de Defensa con quien hubo una situación de fricción”, confesó , en referencia a la negativa del ministro Eleuterio Fernández Huidobro para que la magistrada pudiera obtener fotografías dentro de un cuartel.
Fuente: Amarelle/via e-mail

Nenhum comentário: