domingo, 3 de março de 2013

Una película de terror sin fin, ¡Fukushima!

Una película de terror sin fin, ¡Fukushima!
El terremoto dejó sin electricidad la central nuclear de Fukushima Daiichi, el tsunami posterior anegó los generadores diésel, lo que causó la pérdida total de energía y consecuentemente de refrigeración
Por Raquel Montón
Si Fukushima fuera una película...
Sinopsis
Hace casi dos años un terremoto de magnitud 9.0, seguido de un tsunami, azotó Japón y destruyó pueblos y la vida de decenas de miles de personas. Provocó, además, el mayor desastre nuclear desde Chernóbil y sacó a la luz los graves fallos del sistema sobre la seguridad de las nucleares, y la confabulación del gobierno y la industria nuclear.
Parte primera: la fusión nuclear 
El terremoto dejó sin electricidad la central nuclear de Fukushima Daiichi, el tsunami posterior anegó los generadores diésel, lo que causó la pérdida total de energía y consecuentemente de refrigeración. Como la temperatura aumentaba, se produjo la fusión del combustible nuclear en los reactores 1, 2 y 3, aumentó la presión por el hidrógeno  producido y finalmente hubo explosiones en los reactores 1, 3, y 4. Este último es el que sufrió mayores daños.
El desastre nuclear fue calificado con nivel 7 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), el nivel más alto. La Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón (NISA) estimó que la cantidad de cesio radiactivo esparcido a la atmósfera fue equivalente a 168 bombas como la de Hiroshima.
TEPCO, el propietario y operador de la planta, admitió más tarde que era consciente desde 2008 de la posibilidad de que un tsunami sobrepasara los límites de diseño de la nuclear de Fukushima y, desde 2006, de que la pérdida de energía sería devastadora, pero nunca hizo nada. Tres investigaciones diferentes desde el Gobierno, el Parlamento y una comisión independiente han revelado "negligencia sistemática" y han concluido que el desastre nuclear fue provocado por “la mano del hombre”. Un año más tarde TEPCO finalmente admitió que su "falta de cultura de seguridad" y la "confabulación de la industria nuclear" llevó a la fusión nuclear.
Segunda parte: la evacuación
160.000 personas que se encontraban alrededor de 50 km de Fukushima recibieron la orden de huir y miles más lo hicieron por voluntad propia. Decenas de miles de personas permanecen sin hogar.
Tercera parte: la contaminación 
La contaminación radiactiva se extiende más allá de la zona inicial de evacuación de 20 km. Hay graves niveles de radiactividad en Tokio, a más de 200 km, y más allá. En Japón se contaminó el arroz, la carne, las frutas, las verduras, la leche y leche para bebés, lo que causó el pánico en las personas y estragos en la economía. Este mismo enero se han medido 254.000 Bq / kg de cesio radiactivo en capturas de pescado en la costa de Fukushima, 2.540 veces por encima del límite legal para el consumo humano.
Más en Ecotícias

Nenhum comentário: