domingo, 12 de junho de 2011

Europa se prepara para hacer frente al acuciante reto de la basura espacial

En torno a la Tierra hay un «cinturón» formado por más de 700.000 fragmentos de basura que pueden dañar los satélites
Europa se prepara para hacer frente al acuciante reto de la basura espacial
La basura espacial constituye hoy una de las principales amenazas para los sistemas de satélites en órbita, de los que dependen, a su vez, multitud de servicios esenciales: desde la meteorología al transporte global de viajeros y mercancías. Se estima que en torno a la Tierra hay un ‘cinturón’ formado por más de 700.000 fragmentos de basura que pueden dañar los satélites. Esta semana se celebra en Madrid la primera Conferencia Europea de Vigilancia Espacial (ESS2011), organizada por la Agencia Espacial Europea (ESA), donde expertos de todo el mundo abordan el problema. 
La ESS2011 representa un hito en la búsqueda de soluciones globales al problema de la basura espacial. La conferencia acoge a más de 150 expertos, los mejores en las principales cuestiones relacionadas con la vigilancia espacial, procedentes de casi todos los países europeos, además de Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón. Hay sesiones dedicadas a política; al rastreo de los fragmentos de basura mediante observaciones ópticas y de radar; y a las necesidades de los futuros usuarios del sistema europeo de vigilancia espacial. 
Evitar las consecuencias de la basura espacial exige saber dónde se encuentran los fragmentos, lo que significa desarrollar métodos de vigilancia con radares y telescopios. La ESA está diseñando un sistema para catalogar los residuos y alertar a los operadores de satélite en las ocasiones en que sea necesario realizar una acción evasiva, dentro del programa europeo para seguridad espacial SSA (European Space Situational Awareness Preparatory Programme). 
La parte del programa relativa a la basura espacial está siendo puesta en marcha ahora. El software que alertará de posibles impactos con fragmentos de basura espacial acaba de ser instalado, y en este momento está siendo ensayado: supondrá una gran diferencia una vez que todo esté en marcha. 
También acaba de concluir un ensayo paneuropeo de sensores de seguimiento de los fragmentos de basura espacial. La tarea de estos sensores es barrer el espacio para encontrar objetos en órbita y calcular su posición y velocidad, de forma que podamos saber dónde estarán en las siguientes horas y días. Es fundamental conocer el grado de precisión de estos sensores, para asegurarnos de que estamos bien preparados para crear un catálogo europeo de objetos en órbita. 
Fonte: ABC/España

Nenhum comentário: